Cirugía íntima mínimamente invasiva

La cirugía íntima mínimamente invasiva consiste en corregir problemas funcionales y estéticos de la región genital femenina, que consiste en un proceso de rejuvenecimiento, al igual que en otras zonas corporales, se produce un proceso de disminución de volumen y turgencia. En algunos casos los labios menores sobrepasan a los mayores y alteran el uso de la ropa íntima o bañadores, o incluso de las relaciones sexuales.

Por ello, y por otros aspectos congénitos de la región íntima de la mujer se pueden llevar a cabo:

  • Reducción de Labios Menores: Con el paso del tiempo los labios menores han ido perdiendo su forma y volumen habituales, y se procede a devolverlos a su tamaño de origen con el fin de recuperar su componente estético con la extirpación del tejido sobrante en las zonas necesarias.
  • Aumento de Labios Mayores: aumentar el tamaño de los labios mayores ya que por factores genéticos, pérdida de peso o la edad van perdiendo su forma habitual y este tratamiento puede ayudar.
  • Aumento de Monte de Venus: En estos casos se procede a inyectar en la mayoría de las ocasiones grasa para aumentar su tamaño, al igual que todos los tratamientos estéticos, mejorar su aspecto.
  • Reducción de Monte de Venus: consiste en la eliminación de grasa mediante incisiones pequeñas también llamada Lipoescultura.
  • Reducción del introito vaginal: este tratamiento se utiliza con fines estéticos y para mejorar las relaciones sexuales.
  • Aumento del punto “G”: es un tratamiento que se realiza mediante inyecciones de ácido hialurónico, aplicándose en el tejido que rodea el punto G aumentándolo de volumen y estimulando su calidad de respuesta.

Realiza tu consulta