Lifting Mínimamente Invasivo

El lifting o estiramiento facial mínimamente invasivo es una intervención quirúrgica para reparar la piel de la cara y cuello flácida, arrugada y hundida que se produce por el paso de los años, por bajadas de peso bruscas o también por tendencia hereditaria.

Este proceso de envejecimiento, la piel y los músculos faciales pierden tono y elasticidad, por ello, el lifting facial ayuda a mejorar los signos más visibles del envejecimiento mediante el tensado de las estructuras más profundas, la readaptación de la piel de la cara y el cuello, y la extirpación de áreas seleccionadas de piel, lo que provoca un aspecto más joven.

El lifting puede realizarse aislado o asociado con otros procedimientos como la blefaroplastia o la rinoplastia o el aumento de pómulos.

Algunas de las técnicas que utilizamos para el lifting facial son:

  • Minilifting o lifting de incisiones cortas: la incisión comienza dentro del pelo, a la altura de la sien y se prolonga bordeando la oreja hasta el lóbulo. Esta técnica está indicada en aquellas personas con una flaccidez moderada del tercio medio (pómulos) e inferior (mandíbula) de la cara.
  • Lifting cérvico-facial completo: la incisión continúa por detrás de la oreja y termina dentro del pelo. Está indicada en aquellas personas que también presentan flaccidez en el cuello (pliegues).

+ INFORMACIÓN

Detalles de la intervención

Se realiza quitando el exceso de grasa, tensando los músculos principales, y tensando la piel de la cara y cuello. Es importante seguir los vectores naturales, realizando el ascenso y tensado, de tal manera que los tejidos se coloquen donde estuvieron hace unos años y se permita un envejecimiento posterior natural y muy similar al experimentado previamente.

Realiza tu consulta