Remodelación corporal mínimamente invasiva

La remodelación corporal mínimamente invasiva es una cirugía que busca mejorar el contorno corporal a través de la eliminación de los depósitos de grasa que se encuentran entre la piel y el músculo. Esta técnica se aplica en zonas del cuerpo como el abdomen, las piernas, los brazos, la cintura, etc., para eliminar la grasa localizada en esas partes.

Es conveniente aclarar que la remodelación corporal no es un procedimiento de reducción de peso, sino más bien una técnica utilizada para esculpir el cuerpo y eliminar la grasa localizada.

Las células de grasa eliminadas ya no se reproducen en la edad adulta, por lo que el resultado obtenido es permanente. Además, al centrarse en zonas específicas del cuerpo, la técnica de la lipoescultura consigue una remodelación corporal más precisa.

Este procedimiento se aplica en:

  • Abdomen.
  • Cintura o caderas altas.
  • Espalda.
  • Brazos.
  • Cara interna de muslos.
  • Cartucheras.
  • Rodillas.
  • Tobillos.

+ INFORMACIÓN

Detalles de la intervención

¿En qué consiste la operación?

La intervención consiste en eliminar los depósitos de grasa del cuerpo a través de una cánula conectada a una máquina de vacío que absorbe la grasa y la elimina del cuerpo. A través de pequeñas incisiones se introduce la cánula en las zonas a tratar y se succiona la grasa de cada una de ellas.

¿Cuánto dura la operación?

La duración de una remodelación corporal suele oscilar entre 1 y 2 horas, dependiendo del área a tratar y el volumen de grasa a extraer. Inicialmente, se realiza una pequeña incisión, suficiente como para introducir la cánula. El cirujano mueve la cánula entre los depósitos grasos situados bajo la piel, rompiendo la grasa y succionándola.

Preguntas y Respuestas

¿Existe alguna diferencia entre lipoescultura y liposucción?

La dos intervenciones tienen el objetivo eliminar la grasa, pero en el caso de la lipoescultura la técnica utilizada se centra más en zonas localizadas del cuerpo, de forma que modela los detalles de cada parte del cuerpo a tratar.

¿Cómo es el preoperatorio?

Antes de la intervención el paciente debe ser evaluado por el cirujano y se estudiará su estado general, así como los depósitos de grasa y la firmeza de la piel. Se establecen las opciones para cada paciente y se elegirá el mejor procedimiento para asegurar el mejor resultado final posible.

¿Cómo es el postoperatorio?

El postoperatorio es un proceso gradual, aunque es recomendable que el paciente salga a caminar para prevenir la formación de trombos venosos, sin ser demasiado intensa la actividad.

Pueden producirse inflamaciones y hematomas en las zonas tratadas que desaparecerán en un periodo de un mes.

Para conseguir mejores resultados, es obligatorio que el paciente lleve una faja de compresión durante unas 6 semanas, para controlar la hinchazón y ayudar a la piel a adaptarse a su nuevo contorno.

Realiza tu consulta