Consejos para mantener una higiene facial correcta

 En Estética

Si queremos que la piel de nuestro rostro luzca sana y radiante tenemos que incorporar a nuestra rutina de belleza una serie de hábitos de higiene diarios. Aunque en muchas ocasiones no se le dé importancia, la piel de nuestra cara necesita unos cuidados básicos que no podemos dejar de lado si queremos evitar problemas como el acné, las ojeras o la flacidez. Si quieres mantener una higiene facial correcta, toma nota de estos consejos.

Lava tu cara a diario

Nuestra piel está expuesta a diario a una serie de contaminantes que, unidos a la propia grasa de la piel y a los restos de maquillaje, impiden que la piel respire. Es muy importante que realicemos un lavado diario de nuestro rostro, preferiblemente por la noche, que nos ayude a eliminar las impurezas y toxinas que hacen que los poros se dilaten y a evitar la pérdida de luminosidad del rostro. En el caso de que tengas la piel grasa, también es recomendable hacer un lavado matutino a mayores.

Utiliza productos acordes con tu piel

Para mantener una higiene facial correcta no basta solo con lavarnos con agua; es necesario utilizar una crema limpiadora que ayude a eliminar correctamente los restos de suciedad y maquillaje. La elección del tipo de producto es muy importante, ya que no debe ser demasiado agresivo para no eliminar los aceites naturales ni las células sanas de la piel, ni tampoco demasiado suave para evitar que tengamos que frotarnos muchas veces e irritemos nuestra piel. También debemos tener en cuenta nuestro tipo de piel, ya que no se utilizan los mismos productos para pieles normales que para pieles grasas o con acné.

Presta atención a las zonas clave

A la hora de realizar la limpieza debes hacerlo con movimientos suaves, del centro hacia fuera, y prestando especial atención a las zonas donde se suelen acumular más restos de maquillaje e impurezas, como los pliegues de la nariz, la línea de las pestañas o la barbilla.

Seca la piel con cuidado

Cuando compruebes que el rostro está completamente limpio, aclárate con agua tibia y seca la piel con suavidad, apretando la toalla contra el rostro.

Realiza un lavado exfoliante una o dos veces a la semana

Además del lavado diario, debes completar tu rutina de higiene facial realizando una exfoliación una o dos veces a la semana, dependiendo del tipo de piel que tengas. Con ello conseguirás eliminar las células muertas del rostro para dar paso a las nuevas y eliminarás la materia presente en los poros dilatados. Una vez que hayas terminado la exfoliación, también podrás aplicarte algún tipo de mascarilla que te ayude a mantener hidratada la piel.

Por último, recuerda que después de una buena higiene facial, el mejor complemento siempre es realizar un tratamiento adecuado a la necesidad de la piel. En Clínica Dunia Kozo disponemos de tratamientos faciales personalizados que te ayudarán a tener una piel hidratada, limpia, luminosa, libre de impurezas y con un tono más uniforme. Todos ellos adaptados a todo tipo de pieles y realizados de la mano de los mejores productos.

Recommended Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Tratamiento con microagujasLos mejores tratamientos corporales para después del verano