Redes sociales y medicina estética: ¿Han aumentado los tratamientos médico estéticos?

 En Estética

El auge de las redes sociales en los últimos años y la facilidad que tenemos para hacernos fotos desde nuestro smartphone han disparado el fenómeno “selfie”. Todos queremos estar siempre guapos para salir bien las fotos y poder compartirlas en las redes sociales con nuestros amigos, pero a veces aparece algún defecto que nos hace plantearnos un cambio. ¿Ha provocado un aumento en la demanda de operaciones estéticas esta cultura de la imagen? ¿Existe alguna relación entre redes sociales y medicina estética?

La relación entre redes sociales y medicina estética

Un reciente estudio llevado a cabo por la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética) revela que 1 de cada 10 pacientes acude a un cirujano plástico influido por los selfies y las redes sociales. La difusión masiva de imágenes propias en aplicaciones como Instagram o Facebook hace que estemos siempre expuestos a recibir comentarios (positivos o negativos) de nuestros amigos, familiares e incluso de personas que no conocemos.

Esos comentarios nos llevan en algunos a casos a tomar la decisión de plantearnos un cambio estético para mejorar nuestro aspecto, especialmente en el caso de los más jóvenes. De alguna forma, las redes sociales se han convertido en el espejo en el que nos miramos (y nos miran) cada día.

A pesar de que el aumento de pecho y la liposucción siguen siendo las operaciones más demandadas en las clínicas de cirugía estética, las técnicas relacionadas con el rostro son los que más han crecido debido a esta influencia de las redes sociales. De esta forma, la blefaroplastia, la rinoplastia, los tratamientos médico-estéticos de rejuvenecimiento facial y el lifting facial han pasado a formar parte de los 10 tratamientos más solicitados.

Campaña de concienciación

Gracias a los avances de la cirugía y la medicina estética en las últimas décadas, los tratamientos son cada vez más eficaces y seguros. Esto ha motivado que se haya normalizado el hecho de que decidamos realizarnos algún retoque para vernos más guapos. Todos tenemos derecho y cada vez está más a nuestro alcance sentirnos mejor con nosotros mismos.

Sin embargo, las redes sociales a veces distorsionan la realidad y no nos ofrecen una imagen real de nosotros mismos ni de los demás. Por eso, la SECPRE ha puesto en marcha una campaña de concienciación en la que ofrece algunos consejos antes de someterse a un tratamiento de medicina estética o de cirugía. Compartimos con vosotros algunos de ellos:

  • Un selfie no es la mejor herramienta para valorar la oportunidad de una intervención. Los objetivos de los teléfonos móviles pueden distorsionar las imágenes en primeros planos y agrandar alguno de nuestros rasgos, como la nariz. Además, las condiciones de iluminación no siempre son las idóneas y puede aparecer sombras que no nos favorecen.
  • No te dejes influenciar por los comentarios que recibas en las redes sociales, especialmente si resultan ofensivos y proceden de personas que no conoces.
  • Antes de decidirte por una operación o un tratamiento, debes acudir siempre a un profesional convenientemente formado. Conjuntamente, deberéis valorar la necesidad o no de seguir adelante atendiendo a criterios médicos, por encima de criterios económicos o personales.
  • Si eres menor de edad, necesitas el consentimiento de tus padres o tutores legales para someterte a cualquier tipo de intervención quirúrgica.

 

La Clínica Dunia Kozo cuenta con un equipo de profesionales altamente cualificados. Si estás pensando someterte a algún tratamiento médico-estético, ponte en contacto con nosotros y valoraremos tu caso para ayudarte a tomar la mejor decisión.

Recommended Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
4 falsos mitos sobre el Botox ®Peeling químico: Plan renove para tu piel