Toxina Botulínica

La toxina botulínica relaja los músculos faciales logrando que las arrugas se atenúen e incluso desaparezcan. Se usa en diferentes áreas médicas como tratamiento (rehabilitación, neurología, oftalmología…).

En medicina estética se usa para el tratamiento de las arrugas de expresión en la frente, entrecejo, y arrugas perioculares (patas de gallo). Es un tratamiento sencillo y seguro.

+ INFORMACIÓN

Detalles de la intervención

Las arrugas de las zonas tratadas se suavizarán y estarán menos marcadas, conservándose la capacidad de expresión. El tratamiento es de unos 20 minutos aproximadamente, notándose los efectos a las 24-72 horas de su aplicación.

Las precauciones que se deben tomar post-tratamiento son:

  • La paciente no deberá acostarse las siguientes 4 horas del tratamiento.
  • No debe manipular la zona tratada.
  • Puede sentir dolor de cabeza que se alivia con un analgésico común.
  • Si salen hematomas, deben protegerse del sol.
Preguntas y Respuestas

¿Para quién esta indicado este tratamiento?

El tratamiento está enfocado tanto a hombres como a mujeres que quieran mejorar su aspecto, centrado en las arrugas del entrecejo y las líneas de expresión.

¿Cuanto durarán los resultados?

Dependiendo de la zona donde se inyecte la toxina botulínica o bótox, los resultados duraran entre tres y seis meses, con lo que se recomienda darse sesiones periódicas para que los efectos permenazcan.

¿Es doloroso?

Para este tratamiento no se utiliza anestesia, pero en algunas ocasiones se pone frío para que la inyección no afecte tanto al paciente.

Realiza tu consulta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Hilos tensores